Osteopatía estructural:

Regula el sistema músculo-esquelético, es decir, a las estructuras esqueléticas, articulares y miofasciales, y de los correspondientes elementos vasculares, linfáticos y neurológicos que se relacionan con ellas. En muchas ocasiones, las disfunciones de estos elementos suponen una restricción de movimiento o hipomobilitat, requiriendo para su tratamiento la manipulación.

Facebook


Siguenos en Twitter